Tecnología + Sociedad en España 2021

Tecnología + Sociedad en España

Compartir:

Fecha publicación

El informe Tecnología + Sociedad en España 2021, elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), recoge los datos más relevantes del ámbito digital y tecnológico sobre nuestro país que se han publicado durante todo el año 2020 hasta noviembre de 2021.

 

Empoderamiento digital

España es el cuarto país de la UE que más ha crecido en cuanto a acceso a Internet en hogares, con un incremento de 32 puntos porcentuales desde 2011. El porcentaje de viviendas con cobertura a Internet ha pasado en el último lustro del 81% de 2016 al 95% de 2020, lo que supone casi la totalidad de viviendas españolas con conexión a Internet.

El número de internautas (personas que han utilizado internet en los últimos 3 meses) ha crecido un 3,7% desde el inicio de la pandemia. Además, el 83% de la población española accede todos los días a Internet y el 81% se conecta varias veces al día.

La brecha digital de género en el uso de Internet prácticamente se ha eliminado, y por tipo de hábitat, aunque se ha reducido bastante, esta diferencia persiste por edad, nivel de estudios y nivel de ingresos.

Digitalización pymes

Existe una diferencia de digitalización de 15 puntos entre pymes y grandes empresas con respecto a las microempresas. Sin embargo, el ámbito de equipamiento e infraestructuras es donde la diferencia entre segmentos empresariales es más reducida (7 puntos porcentuales).

También hay una distancia en materia de ciberseguridad de 26 puntos porcentuales, a pesar de que las medidas de seguridad de las microempresas han crecido hasta el 70% en 2020.

Tecnologías emergentes

El big data, la computación cuántica, la inteligencia artificial (IA), el desarrollo de un sector TIC verde, o las aplicaciones de facilidad del uso y la interfaz natural del usuario (NIUI) se encuentran en fase de implantación. Por otro lado, los asistentes de voz, los llamados chatbots, la realidad virtual y la realidad aumentada, junto con la realidad mixta, la tecnología háptica y el empleo de datos biométricos constituyen las líneas del futuro tecnológico.